29 agosto 2012 Pilotos

Compartiendo circuito con la ALMS, llega también a este trazado urbano la categoría IndyCar con un cambio de piloto y un cambio técnico reglamentario. Ante todo, decir que el australiano Will Power llega a esta ciudad con el ánimo de asegurar el título de pilotos, que domina de momento con tan solo 36 puntos de diferencia en el campeonato por sobre Ryan Hunter-Reay, su perseguidor.

Entre la actividad de los equipos de cara a la carrera, Bruno Junqueira reemplazará a Josef Newgarden a los mandos del monoplaza del equipo Sarah Fisher Hartman. Newgarden ha sido operado al acusar un dedo de la mano roto por su encontronazo con Sebastien Bourdais en Sonoma, el último fin de semana.

El siguiente cambio que veremos lo ha introducido la IndyCar para Baltimore y es un retroceso de la regla de demora del Push to pass, establecida antes de la carrera de Mid-Ohio. El sistema ha recibido críticas de los pilotos, de manera que el paso lógico ha sido volver a como estábamos antes de la modificación. Mediante el Push to pass, los pilotos ganan 200 RPM adicionales en el motor, lo que facilita los adelantamientos.

El liderato de Power estará en juego gracias a que ni Ryan Hunter-Reay, ni Elio Castroneves o Scott Dixon van a ceder un ápice. Power no ha tenido una actuación demasiado destacada en el último callejero que visitó la categoría en Toronto, mientras que Castroneves y Dixon traen un bagaje de experiencia considerable a cuestas en los circuitos urbanos. De momento la mejor posibilidad de Power es que sus rivales no sumen puntos en la carrera y que el australiano llegue al menos en segundo lugar.

La actividad comenzará con las pruebas del día viernes y sábado, mismo día que tendremos la clasificación y a la que daremos seguimiento sesión por sesión.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *