31 agosto 2012 Crónicas

Lo que comenzaba como un promisorio fin de semana de IndyCar en el callejero de Baltimore se ha transformado en una seguidilla de reuniones entre pilotos, equipos y organizadores de la carrera, debido a los abundantes saltos que los pilotos encontraron en la cinta asfáltica de Baltimore.

La primera sesión ha terminado 25 minutos antes de lo previsto. Muchos pilotos se quejaron de que el paso por ciertos saltos de la pista era impracticable y que los coches literalmente volaban, lo que podía provocar un accidente más que grave en cualquier momento.

En celebraciones anteriores de la carrera como la del año pasado, se había colocado una chicana en el sector más comprometido, unos metros antes de la línea de meta, ya que por ese lugar atraviesa una vía de tren. Si bien los coches saltaban, tenían la chicana a pocos metros y debían frenar; pero ahora, los monoplazas ya van a una velocidad respetable y acelerando, ya que la chicana se ha eliminado. Otras curvas del trazado también tienen saltos que ponen a prueba las suspensiones de los monoplazas.

Con todo ello, Marco Andretti ha alcanzado a marcar la mejor vuelta, mientras Rubens Barrichello destaca por ser segundo más rápido. Will Power no ha marcado tiempo, mientras que tanto Castroneves como Dixon no marcaron tiempos significativos.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *