16 abril 2010 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

toro-rosso_buemi_china.jpg

Después de tantos años de ver accidentes en muchas categorías del mundo, resulta de lo más curioso e increíble el accidente que tuvo Sebastian Buemi y su Toro-Rosso, de lo cual nos diera cuenta Christian hace pocas horas. Y es que el choque no fue nada normal e introduce una preocupación más en la seguridad de las sujeciones de los neumáticos al coche en caso de accidente.

Según contó a la prensa el propio Sebastian, en el momento en que pisó el pedal del freno los neumáticos salieron volando del coche, pero más tarde el equipo verificó una falla en uno de los brazos superiores de suspensión, la cual era una pieza nueva. Todavía no se sabe porqué las dos ruedas se salieron al mismo tiempo.

Pero lo más peligroso fue que una de las ruedas pasó muy cerca del camarógrafo de televisión apostado en esa curva, pasó por arriba de las defensas y aterrizó en un lugar en donde hubiera habido público si el accidente hubiera ocurrido mañana en clasificación o el domingo en carrera, lo cual levantó algunas dudas sobre los anclajes de seguridad que llevan todos los coches para que los neumáticos no salgan volando en caso de accidente.

Más tarde, el mismo equipo aclaró que la pieza que ha fallado es justamente la pieza que soporta los anclajes de seguridad. Como se ve, en cuestiones de seguridad no hay que dormirse y es seguro que la mejora de los anclajes va a ser un punto más en carpeta para futuras decisiones de la comisión técnica de la FIA.

Vía | GP Update
Más Información | GP China


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *