14 octubre 2012 ERC, Pilotos

No es nada fácil tener que regresar a Italia después de perder a tu amigo y copiloto en un trágico accidente en el país transalpino. Sin embargo Craig Breen ha demostrado en las últimas semanas una gran profesionalidad y después de conseguir las dos últimas victorias en el S-WRC, estaba totalmente preparado para volver a competir en el IRC.

Aún así, su adaptación al asfalto no fue sencilla y en los primeros tramos del Rallye de San Remo, el piloto norirlandés cedía algo de terreno. Sin embargo, en la segunda etapa todo cambiaba, Breen se empezaba a encontrar más cómodo y sus cronos estuvieron a la par de los mejores.

Lástima que un pinchazo cuando mejor ritmo tenía le privara, probablemente de concluir en el podio, quedando relegado en la sexta plaza. A pesar de todo, su esfuerzo ha quedado recompensado con el galardón Colin McRae IRC Flat Out Trophy, que premia el espíritu del piloto durante la prueba.

Craig Breen: Han sido un par de semanas, días, meses y horas cargadas de emociones después de lo ocurrido en Sicilia. Para mi el regreso a Italia fue agotador, pero estoy muy contento de recibir este premio por varias razones. El fin de semana en general ha superado las expectativas que había depositado en mi, concluir la prueba ha estado genial y encima con un buen ritmo final. Crecí en la era de Colin McRae. Él era un héroe y recuerdo pilotar bajo su nombre en mi Playstation. Sin duda es un premio muy grande para mí.

Vía | IRC-Series


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *