24 noviembre 2011 ERC, Escuderías, Pilotos

El piloto británico de Peugeot, Guy Wilks, comenzaba la temporada siendo uno de los grandes favoritos al título final. Heredaba el coche del antiguo campeón de 2009, Kriss Meeke y además contaba con la experiencia y calidad suficiente para darle a la marca francesa otro trofeo para sus vitrinas.

Sin embargo el piloto de Peugeot UK no iba a realizar la temporada que esperaba. Protagonizaba una primera parte bastante decente, con un podio en Montecarlo, pero Guy se iba a marcar una segunda parte horrenda, en la que no conseguiría sumar punto alguno. Su peor momento sería el vivido en el rally de Escocia, cuando Wilks se veía obligado a abandonar en el último kilómetro cronometrado de prueba, en la que sería su última aparición de la temporada.

Guy Wilks se muestra muy contrariado por los resultados y así lo recoge su declaración:

“Debería haber sido un año de ensueño para nosotros, el coche era fantástico y hemos trabajado muy duro junto a Marc Van Dalen y todos los chicos de Kronos. Una pena que nos haya perseguido la mala suerte durante toda la temporada, muchos de los abandonos no tienen lógica alguna, otros fueron fallos míos”.

“El coche es lo suficientemente rápido como para ganar y espero tener la oportunidad de demostrarlo el próximo año”. Es un asunto pendiente y sólo sé que voy a volver más fuerte que nunca, quiero ser campeón del IRC”.

Vía | Rally IRC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *