9 abril 2012 Fórmula 1, Pilotos

Parece mentira que vayan a pasar 30 años desde que nos dejó el genial Gilles Villeneuve, en aquel casi ridículo (por las circunstancias) accidente en el circuito de Zolder, matizado con el hecho de que Villeneuve buscaba una buena colocación en la clasificación; del accidente y de la vida y obra de Gilles no nos extenderemos más porque ya te hemos contado todo, lo cual puedes leer aqui.

Siguiendo el legado de su padre, Jackes Villeneuve conducirá el Ferrari 312 T4 que su padre pilotó durante la temporada de 1979,. como parte de los actos conmemorativos que Ferrari llevará a cabo en Maranello el próximo 8 de mayo.

Villeneuve ya ha tenido ocasión de subirse a uno de estos Ferrari en el Festival de la Velocidad de Goodwood en 2004. En aquella ocasión lo hizo a bordo del mismo Ferrari que ahora usará en Fiorano, incluso usando uno de los cascos de su padre; Jacques Vileneuve mencionó aquel día que era la primera y última vez que conducía un monoplaza usado por su padre, lo cual no nos da a entender una buena relación entre padre e hijo (a pesar de que Jacques era un niño cuando su padre estaba en activo).

Sin embargo, ahora ha accedido nuevamente a tripular uno de estos Ferrari, por pedido expreso de la compañía y por el hecho de que Jacques (con 41 años) tal vez ya haya tomado conciencia de la dimensión que tenía su padre para el deporte motor y la que ha tomado después de su muerte o quizás finalmente esté agradecido, ya que sin el nombre Villeneuve a cuestas, quien sabe si Jacques hubiera llegado alguna vez a Fórmula 1.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *