12 mayo 2012 Pilotos, WRC

Luego de su fractura de clavícula en un accidente de esquí, parecía que Jari-Matti Latvala desperdiciaba dos carreras del mundial del WRC: la de Argentina y el Rally Acrópolis, programado para un mes después, la cual será la próxima competencia. Sin embargo, el piloto se ha puesto al día con una rehabilitación que le ha permitido una franca recuperación de su fractura de clavícula; como paso casi definitivo, ha probado el Ford Fiesta WRC en Cerdeña.

Latvala ha completado aproximadamente 400 kilómetros de pruebas a velocidad de carrera, en una señal más que clara de que casi está todo listo para él para comenzar normalmente el Rally Acrópolis, que se disputará el próximo 24 de mayo.

Una de las preocupaciones de Latvala era saber cómo reaccionaría su brazo a los golpes de la suspensión que se transmiten a través del volante. Por ello, su fisiólogo personal lo ha acompañado desde Finlandia a Cerdeña para las pruebas, que fueron divididas en una primera etapa de aclimatación, en donde el ritmo ha sido más lento, para pasar a tramos de velocidad parecidos a los que encontrará en Grecia.

La recuperación del piloto ha sido rápida, por lo que acallará las voces de los que lo han criticado por arriesgar su físico en pleno mundial, poniendo en peligro las posibilidades de Ford en el WRC. Aunque hay que decir que Dani Sordo ha hecho un papel más que digno en su reemplazo.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *