9 agosto 2012 Escuderías

Parece que los hechos desafortunados y escándalos no abandonan al imperio Penske. Recientemente hemos visto el desenlace de la historia de uno de sus pilotos dando positivo en un control de drogas de la NASCAR y ahora vemos como uno de los hijos de Roger Penske, y propietario de Dragon Racing, se involucra en un hecho policial.

Parece que Jay Penske fue acusado y denunciado a la policía por una mujer, de orinar en las inmediaciones de un afamado club de yates, además de invadir propiedad privada y de agredir a la denunciante. Su hermano estaba presente y ambos fueron arrestados.

Irónicamente, Dragon Racing cuenta entre sus filas con la piloto británica Katherine Legge, que encabeza una de las publicidades destinadas a unir a las mujeres y al deporte motor, bajo la marca TrueCar.

De momento nada se sabe de Jay Penske, pero es de esperarse que todos los recursos y contactos de Roger Penske (que son muchos) logren la liberación de su hijo en próximas horas.

La IndyCar podría tomar represalias contra Dragon Racing, ya que está contemplado en su reglamento que podrá sancionar a cualquier integrante de la categoría, por cualquier acto inapropiado que cometa tanto dentro como fuera de las pistas.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *