9 noviembre 2010 Circuitos, Fórmula 1

interlagos.jpg

Lo ocurrido este fin de semana a Jenson Button y a su entorno (su padre, su entrenador y su manager) ha puesto brevemente en tela de juicio si Interlagos tendría que ser sancionado por la FIA, o incluso del peligro de que la carrera fuera eliminada del calendario. En resumidas cuentas, se cree que Jenson fue el blanco de un intento de secuestro por hombres armados en las afueras del circuito, solamente evitado por la destreza del chofer del Mercedes-Benz que los transportaba.

A este hecho se han sumado los intentos de robo de muchas personas que viajaron junto con los equipos, o de pilotos (a Lucas di Grassi le han robado su reloj y a unos mecánicos de Sauber, sus billeteras). A pesar de todo, la mayoría de los que tienen mucho que ver con la Fórmula 1 han dicho que sería injusto que se penalizara al circuito, cuando los organizadores nada tienen que ver con lo que ocurre afuera.

Las grandes concentraciones de público y las ubicaciones de algunos circuitos, siempre traerán consigo este tipo de situaciones. Para los que hayan leído u oído la historia de la Fórmula 1, sabrán del secuestro de Juan Manuel Fangio en Cuba (cuando la Fórmula 1 estaba por celebrar su única carrera de la historia en la isla). El tiempo ha pasado, y hoy en día cada piloto trae tras de sí a muchas compañías y grupos financieros que hubieran dado millones por el secuestro de un piloto como Jenson Button.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 noviembre 2010
  2. Bernie Ecclestone, robado en la puerta de su casa 27 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *