21 mayo 2009 Escuderías, Fórmula 1, Normativa

Salarios de los pilotos irían aparte del límite presupuestario

El Tribunal de Gran Instancia París ha desestimado la denuncia de Ferrari contra la FIA. Los italianos habían acudido a los tribunales porque no estaban de acuerdo con las modificaciones realizadas en la normativa y al considerar que habián vulnerado sus derechos de veto. Un derecho que tienen todas las escuderías ante cualquier cambio en el reglamento.

Podría decirse que uno de los puntos de la discordia era el límite presupuestario, cifrado en unos 45 millones de euros. Con esta medida la FIA persigue ampliar la parrilla con tres escuderías más la temporada próxima. Otro de ellos es la creación de dos divisiones en la competición, una posibilidad que después de las palabras de Ecclestone parece descartada.

Los tribunales han quitado la razón a Ferrari y el ambiente entre los equipos y la FIA puede empeorar por momentos. Los italianos, uno de los buques insignia de la Fórmula 1, han amenazado con dejar la competición en 2010 si estos cambios seguían adelante para el año que viene. No estarían solos, ya que otros equipos como Toyota, Renault, Red Bull y Toro Rosso han mostrado su predisposición a sumarse a la iniciativa.

El presidente de la FIA, Max Mosley, mientras tanto, con ánimo poco conciliador se ha dedicado a echar más leña al fuego al asunto:

Ningún competidor puede anteponer sus intereses por encima de los del deporte en que compite. La FIA, los equipos y los propietarios de los derechos comerciales de la Fórmula 1 (Bernie Ecclestone), pueden ahora seguir trabajando para asegurar la viabilidad de la Fórmula 1 para 2010 y en adelante.

Vía | As


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. A Fernando Alonso le preocupa su futuro 21 mayo 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *