8 diciembre 2012 Escuderías

Luego de solo un año de haber entrado a ser parte de la IndyCar norteamericana, Lotus se ha retirado de la categoría norteamericana de monoplazas luego de un desastroso año en donde ha quedado como el peor proveedor de motores de a categoría de los que se tenga memoria.

Habiendo iniciado como una alternativa a Honda y Chevrolet, Lotus comenzó teniendo bajo su ala a cuatro equipos de Indy, que muy pronto se redujeron a solo uno, cuando los problemas de provisión de motores, poca potencia, problemas de confiabilidad y falta de repuestos comenzaron a ser moneda corriente entre sus monoplazas.

El equipo sobreviviente con motores de Lotus, HMV Racing, no ha logrado ni un solo punto en todas las carreras de la temporada 2012; en las 500 Millas de Indianapolis han tenido que soportar la vergüenza de ser retirados de la pista por ser los más lentos de la parrilla.

Lotus ha emitido un comunicado oficial donde se agradecía a todos los directivos y representantes de equipos de IndyCar por haberles permitido competir un año en la categoría americana, además de prometer que seguramente regresarán en un futuro próximo. Una partida sin pena ni gloria para una marca que prometía mucho, pero que ha tenido una dirección pésimamente planeada desde Gran Bretaña y Singapur.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *