26 febrero 2013 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

marussia

Por lo general no se presta demasiada atención a lo que hace un equipo como Marussia en las pruebas de pretemporada, pero más de uno se habrá dado cuenta que Luiz Razia no se ha sentado ni una sola vez a bordo del monoplaza durante la última semana en Barcelona. Parece que las razones van más allá de un movimiento estratégico por parte del equipo.

La cuestión es que el brasileño no ha podido lograr que algunos de sus patrocinadores pagasen a tiempo lo acordado por la participación del piloto en la presente temporada. El equipo solo se ha limitado a decir que la presencia de Max Chilton en los cuatro últimos días de prueba eran para “entender mejor al coche, dado que tal vez Chilton podría ser más regular que Razia.

Pero tal parece que esto es una salida elegante por parte del equipo, para no anunciar que el asiento de Razia podría estar en peligro, ya que el equipo aún no ha recibido todo el dinero que ha pedido por el puesto de Razia. El piloto brasileño dice que solo necesita unos pocos días para resolver el problema con sus patrocinadores y así pagar por el asiento que quiere en Marussia.

Lo anterior no hace más que confirmar lo dicho hace pocos días por Jaime Alguersuari: la Fórmula 1 no es un deporte, es una subasta. Si pagas y eres un piloto mediocre (o que tal vez no haya tenido la suerte suficiente de llegar más lejos) podrás integrar el reducido círculo del show business de la Fórmula 1. Si no pagas, te quedarás detrás del pit wall el tiempo que sea necesario o te irás a casa, hasta que aparezca otro piloto que sí cuente con el dinero.

Vía | Richard´s F1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *