12 octubre 2012 Fórmula 1, Pilotos

Esta semana María de Villota ha reaparecido ante la opinión pública tras el accidente que sufrió hace unos meses en Inglaterra mientras que hacía una test para Marussia. La piloto española convocó una rueda de prensa para transmitir sus sensaciones en pleno proceso de recuperación y además también aparece como portada de una publicación española del mundo del corazón.

En la rueda de prensa, De Villota estuvo acompañada por familiares y sus médicos y allí lanzó mensajes de agradecimiento y superación. Por un lado, María quiso dar las gracias a todos los que la han apoyado desde el día en el que ocurrió el accidente en el que ha perdido el ojo derecho. Por otro, se mostró sonriente y contó como va superando el trance que ha vivido y como este accidente le ha cambiado no sólo su vida sino también la forma de ver las cosas y determinar lo que es realmente importante.

A continuación os dejamos sus declaraciones que merece la pena leer para entender con que fuerza, y hasta humor, está afrontando María estos complicados momentos:

Quiero dar las gracias al CSD, a Miguel Cardenal y a la federación. Va a ser inevitable que sea un poquito sentimental porque ha sido muy fuerte todo lo que ha pasado, pero me gustaría transmitiros los momentos cruciales de este accidente y que para mí han sido claves y os muestran cómo me siento hoy.

El primero, cuando yo ya desperté. Va a ser un poco duro, porque es recordar todo aquello. Se acercó uno de los cirujanos que me había operado y con mi familia alrededor me dijo: “María te hemos salvado la vida. No sé si recuerdas que tuviste un grave accidente, pero estas aquí con nosotros. Ha sido muy duro pero estamos felices de haberte salvado la vida. Pero tenemos que decirte que has perdido el ojo:”

En ese momento yo miré al doctor y le dije: “¿Usted es cirujano?” y me dijo que sí. Y le dije: “Usted opera con dos manos, necesita las dos manos para operar. Pues yo soy piloto de Fórmula 1 y necesito dos ojos.

En esos momentos te das cuenta que ves más que antes. Porque yo antes sólo veía la F1, sólo me veía en un coche compitiendo y no veía lo que realmente es importante en la vida. En ese momento no estaba valorando lo más importante, que era que esa persona que estaba allí me había salvado la vida. Así que este ojo me ha devuelto el norte, lo importante. Esta nueva oportunidad la voy a vivir al 100%. Y por supuesto no todo es lo que yo creía que era la vida

La primera vez que me miré en el espejo, con mi madre al lado, me vi y vi la cara de ella que es una mujer guapísima y que estaba muy preocupada por mi estado y por cómo me vería. Me quedé aterrada, pero mirándola a ella me quedé más impactada por lo que ella estaba sufriendo pro mí. Y entonces hice una gracia y le dije al espejo “¡Quita bicho!””. En ese momento tenía 104 puntos en la cara pero mi madre sonrió y compartimos la anécdota con mi familia.

Lo que yo pensaba en esos momentos era “¿Quién me va a querer a mí así?”. Y me he dado cuenta que me han querido más que en toda una vida. Tengo para cubrir la otra y la que me viene ahora.”La sala guardaba silencio y es que ante un relato así, de vida, de superación y de recuperación no queda más que quitarse el sombrero.“Todos los que me han apoyado en mi carrera, cuando quería ser piloto de F1, mi familia, mis amigos, han estado más cerca todavía cuando yo me sentía muy pequeña y sentía que nadie me iba a querer. Todos los pilotos me han enviado mensajes, ánimos, cariño, han hecho que cuando me mire al espejo este orgullosa.

Porque realmente pienso que mi aspecto actual dice mucho más de quién es María de Villota que el aspecto anterior. Es decir, llevo mi historia y la llevo con mucho cariño y orgullo y os doy las gracias a todos por este empujón

Vía | Marca


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Susie Wolff conduce el Williams por primera vez y recuerda a María de Villota 17 octubre 2012
  2. Así fue 2012 en Fórmula 1: fichajes, premios y otras noticias de cara a 2013 (y III) 2 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *