4 julio 2012 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Como ayer os informamos, la piloto de pruebas de Marussia, María de Villota, sufrió este martes un grave accidente en el aeródromo de Duxford mientras realizaba un test aerodinámico para la escudería rusa.

Debido a las heridas sufrida por la piloto española, ayer por la noche, sobre las 22.00, fue intervenida quirúrgicamente para reducir la fractura que había sufrido en el cráneo. Los resultados de la operación se desconocen, pero antes de someterse a ella De Villota estaba consciente y estable algo que nos hace tener fe en el éxito de la operación.

El accidente, que se produjo sobre las 10.15 de la mañana de ayer, sigue rodeado de cierto misterio. Según testigos del accidente, mientras De Villota reducía la velocidad, el monoplaza aceleró de forma repentina, lo que hizo que De Villota se estrellara con la parte trasera de un camión.

Diversos expertos explican que el accidente pudo producirse por el sistema anticalado del coche. A baja velocidad, el sistema anticalado acelera automáticamente el monoplaza para evitar que éste se pare, lo que unido a la inexperiencia de la piloto española pudo provocar el accidente.

Desde el equipo Marussia se destaca que De Villota está recibiendo la mejor atención posible:

Desde que María fue ingresada esta mañana aproximadamente a las 11.45 en el hospital Addenbrooke de Cambridge ha recibido la mejor atención médica posible en el hospital, el mejor centro de trauma de la región.

Uno de los testigos del accidente Chris Mann, periodista de la BBC, relata lo sucedido:

El coche había completado una vuelta deinstalación cuando de repente aceleró inexplicablemente para estrellarse contra la parte de atrás del camión. Desde donde yo estaba parado parecía que el casco llevó la peor parte del impacto.

Hubo un momento terrible cuando todo el mundo estaba muy sorprendido por el impacto y la rapidez de lo que había sucedido. Ella no se movió durante unos 15 minutos. Los bomberos llegaron allí en cuestión de segundos y la ambulancia en cuestión de minutos. Después de un tiempo nos pareció ver algo de movimiento de sus manos, pero ella estuvo inconsciente o incapaz de moverse durante bastante tiempo.

El accidente ha sido un cúmulo de fatídicas casualidades. En teoría un accidente de un monoplaza a baja velocidad, unos 40 kilómetros por hora, no debe reportar peligro alguno para el piloto, además, el monoplaza está diseñado de tal manera que la cabeza de piloto está a salvo en un accidente.

Pero esta vez había un camión aparcado con el elevador desplegado justo a la altura de la cara de De Villota un hecho que habla de un descuido por parte del equipo.

Desde RectaDeMeta expresamos nuestro apoyo a la familia de María de Villota y esperamos sinceramente que nuestra piloto se recupere.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 julio 2012
  2. María de Villota ha perdido el ojo derecho 4 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *