6 abril 2009 Escuderías, Fórmula 1

Mercedes

Huele a tormenta, como la que vimos en el pasado Gran Premio de Malasia, pero esta vez no lloverá sino que dejarán de llover los millones de Mecedes.

Una marca de tanto prestigio como Mercedes no puede, y no quiere, darse el lujo de verse inmiscuida en escándalos y ser tildada de tramposa, esto mancha su imagen, y como últimamente la escudería McLaren-Mercedes es más conocida por sus trampas que por sus resultados deportivos la decisión es bastante sencilla, se acabó el dinero para la F1.

Norbert Haug, jefe de Mercedes, anunció en Malasia que no había garantías de que la empresa con sede en Stuttgart continuara en la F1:

Si me estás preguntando si vamos a estar aquí en los próximos 10 años, cualquier persona honesta, y yo lo soy, no te podría da una respuesta de cómo estará el mundo y la empresa automovilística por entonces. Espero que cambie. No es fácil para nadie, pero espero cambios.

Cuestionado sobre la polémica en el GP de Australia:

Sería mejor tener victorias que no discusiones como éstas. Pero estamos muy descontentos con la situación que existe ahora mismo

Vía | The F1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *