12 julio 2009 Fórmula 1

Doblete de Mark Webber y Sebastian Vettel con el Red Bull. Webber ha dominado una carrera en la que incluso ha tenido que cumplir una penalización con un drive-through por un incidente en la salida, con Rubens Barrichello, Felipe Massa acompaña a los pilotos del Toro en el podio.

Nico Rosberg ha terminado cuarto, por delante de los dos pilotos de Brawn GP, Jenson Button y Rubens Barrichello, quinto y sexto respectivamente. Los pilotos de Brawn han cedido posiciones durante este fin de semana y en las últimas vueltas se han tenido que defender de Fernando Alonso, el asturiano después de los problemas del principio de la carrera ha terminado peleando con los líderes del campeonato. El último piloto en los puntos ha sido Heikki Kovalainen con una carrera muy regular y sólida.

Con el resultado de hoy, Barrichello pierde dos posiciones en el Mundial de pilotos y Vettel y Webber se acercan peligrosamente a Button. El joven piloto alemán está ya a tan sólo 21 puntos de la cabeza. En Brawn GP van a tener que empezar a sacar la calculadora porque el Campeonato no está, ni mucho menos, decidido.

Felipe Massa ha completado el podio en Nürburgring tras llevar a cabo una carrera constante, sin errores y bastante rápida en todas sus fases. Este resultado certifica el progreso de Ferrari en esta carrera, aunque Kimi Raikkonen no ha podido apoyar este avance técnico con un resultado reseñable, porque ha sufrido problemas técnicos derivados de un toque con Adrian Sutil cuando el de Force India ha salido de un repostaje en pararlelo con el finlandés de la Scuderia.

Mejor que Iceman ha estado hoy Fernando Alonso. El bicampeón español ha marcado hoy una extraordinaria vuelta rápida con un remozado Renault R29 que, tiempos en mano, podría haber luchado fácilmente por un puesto entre los cinco primeros clasificados si no hubiera salido desde las profundidades de la parrilla. Fernando se ha visto primero bloqueado por Kubica y posteriormente por Timo Glock, pero cuando ha tenido pista libre y el compuesto duro montado en su monoplaza ha demostrado un ritmo endiabladamente rápido. Desgraciadamente para él, Nico Rosberg también ha firmado una gran actuación con una estrategia muy conservadora y el alemán de Williams se ha llevado la cuarta plaza, mientras que los Brawn no han fallado lo suficiente como para terminar por detrás del asturiano.

Y es que, efectivamente, los Brawn han fallado hoy en Nürburgring. Desde luego siguen con sus problemas para calentar los neumáticos cuando la pista no está claramente por encima de los 30 grados centígrados, pero hoy además se han equivocado con la estrategia. Tanto Jenson Button como Rubens Barrichello han parado tres veces en boxes y eso les ha penalizado notoriamente en sus tiempos por vuelta. Salían más descargados que los Red Bull, pero el memorable tapón de Kovalainen en el primer stint de la carrera sólo ha dejado a Barrichello rodar por delante y a placer (de hecho, ha superado a Webber en la salida y ha rodado primero hasta que ha parado a repostar). Desde entonces, Rubinho ha hecho una carrera de más a menos: sus tiempos han empezado a caer y, sobre todo, se ha detenido una vez más en boxes que Massa y Rosberg, que podrían haber sido sus rivales directos.

Por su lado, Jenson Button ha mejorado su ritmo con el discurrir de la carrera y, en su tercera y última parada en los talleres, ha superado a su compañero de equipo para terminar en la quinta posición final. A nuestro juicio, ese último repostaje también era innecesario y se ha debido más bien al miedo de Brawn a montar el compuesto duro de neumáticos que a una conveniencia estratégica real.

El mayor derrotado de este Gran Premio ha sido Hamilton. El británico salía quinto en esta carrera y se ha jugado el liderato en la primera curva. Sin embargo, un exceso de optimismo le ha llevado a la escapatoria y se ha tocado con Raikkonen para pinchar uno de sus neumáticos. Un posterior problema de cambio y la consecuente desmotivación del campeón mundial en título le ha llevado hasta la última posición de la carrera.

Por último, Adrian Sutil y su Force India también tenían sería opciones de entrar en la zona de puntos, pero ha arruinado su carrera al no ceder su posición ante Kimi Raikkonen cuando salía de boxes. El equipo de Vijay Mallya tendrá que esperar al menos hasta el Gran Premio de Hungría, que se disputará el próximo 26 de julio, para inaugurar su casillero de puntos.

Vía | Recta de Meta


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *