16 octubre 2012 Crónicas, Nascar, Vídeos

Si alguien a principios de temporada hubiera tenido que apostar algo por el equipo de Michael Waltrip Racing, nadie lo hubiera hecho. Pero el sábado en la noche ha sido una buena noche para Clint Bowyer con un casi inesperado triunfo en la Chase, en medio de un catastrófico resultado de quien tenía todas las de ganar, Brad Keselowski.

Keselowski había dominado en Charlotte gran parte de la carrera, pero ha sufrido con el combustibe faltando 58 vueltas, lo cual le arruinó por completo sus posibilidades de victoria. Terminó con una vuelta menos, en el lugar 11° y ha visto recortada a la mitad su ventaja en la Chase, contra Jimmie Jonhson.

Aqui ha sido el equipo de Bowyer el que ha hecho mejor las cuentas de consumos, con su primer triunfo en un óvalo corto; y es que en la vuelta 278 se la ha jugado y no ha entrado a repostar, cuando Keselowski ya se había quedado sin gasolina y cuando sabía que sus perseguidores también tenían que ahorrar carburante. Confiando en poder alargar hasta el final su permanencia en pista con el mismo combustible, el piloto del Toyota ha sacado el mejor partido del motor y de los consumos.

La carrera no pudo ser mejor para el equipo japonés, quien se ha quedado con seis de las diez mejores posiciones de llegada, en una pista que no da demasiadas posibilidades de jugar con la gasolina.

http://www.youtube.com/watch?v=ZkirFY-C0d4

Denny Hamlin finalizó en segundo puesto y ha quedado tercero en la tabla de puntos del Chase, a 15 puntos de diferencia de Keselowski. Por su parte, Johnson ha llegado en tercero. La situación era similar para los dos acompañantes de Bowyer en el podio; Hamlin no podia acercarse a Bowler, mientras que Johnson nada podía hacer para perseguir a Hamlin más de cerca.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *