11 enero 2012 Nascar

A falta de poco más de un mes para que dé comienzo una nueva temporada de la Sprint Cup, todos los equipos y pilotos comenzarán mañana los tres primeros días de test en Daytona, mismo circuito donde se dará el pistoletazo de salida al año 2012 con las 500 millas.

Pero este año los entrenamientos programados en este mítico óvalo de Florida serán más importantes que en ningún otro. El porqué es simple: La inyección electrónica que entra en vigor esta temporada y el nuevo paquete de medidas para evitar carreras en parejas como vivimos en las pasadas citas de Daytona y Talladega.

Entre otras cosas, veremos nuevos radiadores, más pequeños con la entrada de aire en una posición totalmente diferente, muelles más suaves, un spoiler trasero más pequeño y, además, la placa restrictora de la entrada de aire tendrá orificios más grandes.

En cuanto a la inyección electrónica, en estos test la mayoría de equipos y pilotos probarán por primera vez este sistema, ya que, hasta ahora, solo ha habido pocos elegidos que hayan podido entrenar sin los “anticuados” –y amados- carburadores. Eso sí, en palabras de expertos y pilotos, la inyección electrónica no variará en nada el rendimiento a los más que desarrollados carburadores. Gran noticia esa.

En estos test, además, los equipos tendrán una ventaja extra: la telemetría. Como sabéis, el uso de electrónica está totalmente restringido en la temporada, pero, en épocas de entrenamientos, sí se permite el uso de sensores para conseguir los mayores datos posibles sobre el coche. Entre otras cosas, los coches irán equipados con sensores aerodinámicos, GPS, Sensor de Velocidad de Rueda, Sensor de Giro,…

¡Empieza la NASCAR!

Vía | Nascar-Europe


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *