25 abril 2012 Fórmula 1, Vídeos

El interior de un coche de Fórmula 1 comenzó a ser un espacio incómodo y asfixiante allá por los años 70, cuando los cockpit tenían que comenzar a ajustarse a las exigencias aerodinámicas de los fabricantes, dejando al piloto realmente poca libertad de movimientos fuera de mover el volante o hacer los cambios de marcha.

Para que tengamos una idea bastante clara de como va el piloto sentado dentro de un cockpit de un Fórmula 1 actual y de cuán incómodo resulta pilotear, Nico Rosberg nos lo muestra simplemente poniendo su asiento entre dos neumáticos. Comenzando con la posición de la pedalera, muy elevada, el piloto alemán dice que apenas puede ver la pista delante de él y que tiene que levantar la cabeza para ver los contornos del trazado o a otro coche. Al mismo tiempo, girar el volante implica otra dificultad adicional, ya que éste pega en las rodillas y empeora aún más la visibilidad hacia adelante. Imagínate todo lo anterior, en una carrera con lluvia.

El vídeo lo tienes después del salto y realmente vale la pena.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *