7 octubre 2013 Escuderías, Fórmula 1

perez

Parecía que las cosas se habían tranquilizado cuando Pirelli decidió cambiar las carcasas de sus neumáticos, justo a tiempo para el GP de Hungría. Con ello, se evitaban nuevos reventones de neumáticos y nuevas críticas de toda la comunidad de la Fórmula 1 hacia Pirelli, el fabricante italiano que está nuevamente en el banquillo de los acusados gracias al pinchazo sufrido en el GP de Corea por Sergio Pérez.

La situación específica en que se ha provocado la explosión de una de las ruedas del McLaren, ha sido mencionada por Pirelli, como un error del piloto, ya que unos metros antes del incidente el mexicano había bloqueado ostensiblemente las ruedas. Pero la nueva polémica generada por los neumáticos no hacía más que comenzar.

Sin pelos en la lengua y fiel a su estilo, Mark Webber contraatacó diciendo que el bloqueo no había sido un error de Pérez, sino que era culpa de que los neumáticos están en las lonas cuando transcurren una cierta cantidad de vueltas. La misma teoría fue esgrimida por Fernando Alonso, mencionando que no se podía girar al 100% en clasificación, porque los neumáticos no aguantaban ni siquiera una vuelta.

Es más que interesante la respuesta de Paul Hembery, de parte de Pirelli. Este ha sostenido que el problema de la rueda de Pérez se ha debido al bloqueo y que si los neumáticos duran tan poco, es porque han sido hechos de acuerdo a las especificaciones que han sido pedidas:

Lo de Pérez no ha tenido nada que ver con la delaminación de hace unas carreras. El otro problema acerca de la degradación es la misma historia de siempre. Hacemos lo que nos piden que hagamos, provocar dos o tres detenciones por carrera.

No era tan difícil después de todo: aceptar abiertamente que se pide que los neumáticos duren menos para garantizar el “espectáculo” de ver detenciones a granel en los pits. Si no ha ocurrido hasta ahora una desgracia ha sido gracias a la providencia.

Vía | Autoweek


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 octubre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *