11 junio 2012 Pilotos, WRC

La rivalidad que ha alcanzado la lucha entre Sébastien Loeb y Sébastien Ogier va camino de convertirse en uno de los grandes duelos del mundo del motor, si Loeb no planea un retirada a final de temporada claro está. La rivalidad dentro del equipo Citroën en 2011 provocó la salida precipitada de Ogier a Volkswagen, sacrificando un año para volver en 2013 con la vista puesta en conseguir batir al nueve veces campeón del mundo.

Pero es que aquí no termina la guerra psicológica entre los dos pilotos, Loeb ha dejado patente en más de una ocasión su facilidad para rodar rápido en cualquier disciplina, la última prueba de ello la tenemos en su participación en la Porsche Carrera Cup francesa y en las pruebas previas a las 24 horas de Le Mans, en ambas modalidades cuenta con su propio equipo.

Esto ha provocado la ira en Ogier, que ha decidido picarse con el campeón y ha anunciado su propósito de participar en la Volkswagen Scirocco R-Cup, con la intención de prepararse físicamente y psicologicamente para la próxima campaña, al menos así lo piensa Sébastien.

Se trata de añadir carreras para que siga activo al máximo, ya corrí algo en circuitos el año pasado. Hay muchas marcas del Grupo Volkswagen como Audi y Porsche, con las cuales puedo competir, así que espero tener la oportunidad de pilotar en circuitos este año.

Además cuenta con el calendario a su favor, su intención sería correr en las pruebas de Norisring y Nurburgring, las cuales se disputarían antes del Rally de Alemania, por lo que no habría inconveniente alguno. Ahora sólo falta que Capito ceda ante el empuje de su estrella, aunque ello suponga reconocer el capricho del piloto francés.

Vía | WRC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ogier confirma su participación en la Copa Scirocco 11 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *