31 mayo 2010 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

pedro-de-la-rosa.jpg

Los tiempos de llegada y las diferencias finales entre los dos Sauber hablan a las claras: Pedro de la Rosa finalizó el GP de Turquía en el 11º lugar, a una posición de ganar un punto, y a 3 décimas del japonés Kobayashi, su compañero de equipo. Y razón de más de Pedro del derecho de estar molesto con Sauber y el equipo, cuando le dijeron por radio que no atacara al japonés.

Estoy muy contento con acabar muy competitivamente, pero queremos más, aunque así son las carreras. De todas formas, hay que hacer más y conseguir puntos. Estaba cerca de los puntos, pero luchar por ellos cuando el que llevas delante es tu compañero de equipo es difícil. Estoy donde estoy, y con este inicio de temporada, he tenido que contenerme. Quería atacar pero por radio me decían otras cosas.

Y no es para menos. Pedro ha contado con una funesta mala suerte desde que comenzó el campeonato y es evidente que para demostrar sus aptitudes (que las tiene) necesita ir para adelante, ganar posiciones en pista, aunque sea contra su compañero de equipo, y terminar carreras. Parece que los miedos en cuanto a roces entre compañeros fueron la norma del día domingo.

En cuanto a la carrera en sí de Pedro, sufrió durante muchas vueltas de un acusado subviraje por la gran cantidad de combustible que llevaba el coche. Cuánto más combustible se gastaba, mejor parecía funcionar el balance del coche, como él mismo lo puntualizó después de la carrera e incluso pudo llegar más adelante, de no haber estado frente a él su compañero.

Vía | Marca


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *