7 junio 2012 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Como el más interesado en defender a toda costa la legalidad del sospechoso agujero en el plano trasero del monoplaza de Red-Bull, Mark Webber ha reconocido que está cabreado por todos los argumentos usados para tratar de hacer ver que en las carreras más recientes, el equipo energético ha usado un monoplaza fuera del reglamento. Por ello, no se ha ahorrado palabras a la hora de manifestar su enojo sobre la situación.

En relación a ganar carreras con un coche ilegal… no me molesta ser llamado de muchas maneras y ser criticado sobre mi manera de pilotar, pero no tolero ni hablaré acerca de que el coche sea ilegal. Para ser sincero, me cabrea. El coche ha pasado cada inspección técnica después de Mónaco; ningún equipo ha protestado después de Mónaco, igual que después de Bahréin. Hay una aclaración de parte de la FIA, tenemos un coche que es legal desde el inicio de la temporada.

Sebastian Vettel no ha llegado a los exabruptos de Webber, pero ha minimizado la cuestión. Para Vettel, el famoso agujero no agrega ni quita nada al RB8, sino que son otros los motivos por los cuales el coche puede mejorar o puede empeorar de un momento para el otro, de acuerdo a los cambios hechos sobre la marcha por los ingenieros. Sin embargo, se ha mostrado contrariado de que el reglamento no esté del todo claro y se cambie constantemente la interpretación de cada regla.

Es una pena, pero primero dicen que es de una manera y luego de otra; luego nuevamente que es de una manera, para decir después que es de otra. Es muy difícil entender qué es lo que pasa, pero así son las cosas.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *