23 diciembre 2013 Fórmula 1

Pirelli-WRC

Ya sabéis que cuando las cosas no salen como uno quiere o cuando el triunfo se le niega a un equipo acostumbrado a ganar como Red Bull, comienzan las acusaciones y el reparto de culpas. En este caso, del lado de Pirelli, cuando los energéticos no podían imponer su poderío, luego de comenzada la temporada. Y es que las críticas de Red Bull hacia los neumáticos Pirelli fueron las más duras del año.

De acuerdo a Paul Hembery, la marca italiana de neumáticos se sintió “herida” por las críticas de que sus neumáticos eran demasiado blandos. Sin embargo, en la última parte del año el equipo energético sacó los ases y ganó nueve carreras al hilo. Claro que lo que no dice Red Bull es que el cambio a los neumáticos usados luego del GP de Alemania les benefició y mucho.

Con una campaña tan dominante, pero con unas críticas tan despiadadas aunque todos estaban (en teoría) en igualdad de condiciones con los mismos compuestos de neumáticos, Pirelli cree que ha quedado en una posición bastante débil entre los equipos:

Las condiciones eran iguales para todos. Pero luego comenzó lo que se transformó en una lucha entre equipos, sobre lo que podíamos o no podíamos hacer y Pirelli quedó en mitad de esa lucha. Ellos han dominado claramente el campeonato, pero han dado lugar a muchos comentarios y discusiones que no deberían haber sucedido.

Pirelli también resintió los efectos negativos de los medios, influenciados por las reacciones negativas que provocaban sus neumáticos.

Somos socios y competidores y siempre hemos dicho que si todos los equipos y el deporte mismo nos dicen que hagamos cambios, nosotros los haremos. Pero ponernos bajo la presión de todos los medios fue extremadamente frustrante.

Vía | Planet F1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 diciembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *