20 febrero 2013 Escuderías, Fórmula 1

pirelli

La estrategia de Pirelli este año ha sido clara: presentar unos compuestos de neumáticos un poco más blandos que los del año pasado. Los pilotos sabían de antemano que los neumáticos entregados eran todo un misterio y la mayoría ha opinado sobre el alto grado de degradación de la goma.

La principal preocupación para los pilotos es que las primeras carreras de la temporada tengan muchas más detenciones en los pits que lo acostumbrado. La primera impresión es que estos neumáticos duran aún menos que los de la temporada anterior. Bastan unas pocas vueltas en condiciones desfavorables, para ver como se van degradando, de acuerdo a lo que los pilotos han apreciado hoy.

Uno de los problemas que se han comentado ha sido el de la temperatura muy baja. Sebastian Vettel ha comentado que poco pudieron hacer en cuanto al trabajo con los neumáticos, ya que hacía un frío intenso y duraban muy pocas vueltas. Fernando Alonso, ha sido de una opinión muy similar. El español ha dicho que las pruebas invernales no dicen mucho acerca de neumáticos de este tipo, ya que una sola vuelta no es suficiente para probar nuevos elementos y realizar todas las mediciones que hay que realizar de cara a una temporada.

Uno de los únicos que ha estado a favor de la nueva goma es Nico Rosberg. El alemán dice que será mejor para el espectáculo, para carreras más entretenidas y para que el espectador se vaya a su casa contento, porque esa es la verdadera prioridad de la Fórmula 1.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *