11 junio 2011 Fotos, Pruebas, Urbanos

aveo

Hace unos días os presentamos el nuevo Chevrolet Aveo, el cual pudimos probar en Zürich, un modelo completamente renovado que nada tiene que ver con la anterior generación pero que sigue manteniendo unos precios atractivos, pese a contar con un diseño renovado, mejor calidad y un equipamiento completo de serie.

Ahora nos toca hablar de como se ha comportado en la toma de contacto el nuevo Aveo, puesto que en los alrededores de Zürich pudimos probar todas las versiones gasolina que llegarán a nuestro mercado. Puesto que para las versiones diesel tendremos que esperar hasta finales de septiembre de este mismo año, cuando incorporarán dos motorizaciones diesel de 75 y 95 CV.

Al volante

aveo

Lo primero que nos ha sorprendido positivamente ha sido el nuevo chasis del Aveo, puesto que gana en estabilidad y agilidad sin perder la comodidad interior. La anterior generación tenía unas suspensiones más blandas y un chasis que no destacaba por su comportamiento dinámico, algo que no ocurre en el nuevo modelo, que destaca por contar con una mayor estabilidad y agilidad (siempre siendo conscientes del segmento en el que nos movemos). Lo hemos probado por los alrededores de Zürich, por carreteras entre pueblos con curvas e incluso algún que otro cambio de apoyo y nos ha gustado como ha pasado por estos terrenos sin problemas.

Empezamos por el motor más pequeño dentro de la gama gasolina, un motor que después de probar los otros dos, nos ha parecido el más recomendable para un uso tranquilo. Se trata del 1.2 de 86 CV, un propulsor muy progresivo y suave que responde de forma contundente cerca de las 3500 r.p.m. Puede parecer un motor algo justo, pero depende del uso del coche, puesto que para recorridos urbanos y alrededores es más que suficiente, y la suavidad de este motor no ha iguala ninguna de las otras dos motorizaciones gasolina.

motor_aveo

Por otro lado el 1.4 de 100 CV, es más ruidoso y brusco que el de 86 CV, mejora timidamente la respuesta del motor de acceso, pero sólo es recomendable si buscamos la máxima comodidad asociándolo al cambio automático. Si no queremos la transmisión automática, el 1.2 de 86 CV tiene una mejor relación precio/comportamiento.

Este propulsor de 100 CV también lo hemos probado con la caja de cambios automática, un cambio nuevo que dispone de seis relaciones. El cambio dispone de un modo secuencial, el cual se cambia desde un botón en la propia palanca de cambios (un sistema poco práctico y un tanto peculiar), se notan algunos saltos entre marchas y su suavidad es mejorable, pero en funcionamiento es correcto y para aquellos que buscan la máxima comodidad al volante es una opción a considerar desde los 12.550 euros.

Por último el Aveo incorpora un motor que ya hemos visto en el Cruze, se trata del 1.6 de 115 CV, es el más prestacional de los tres y sus respuesta le aporta al Aveo un aire más deportivo. Desde las 2.500 r.p.m. ya empieza a empujar y la respuesta es más contundente que en las demás motorizaciones. Este motor sólo está disponible para el Aveo de cinco puertas.

aveo

Un detalle mejorable nos ha parecido los frenos de tambor traseros, sobretodo en la versión de 115 CV, potencia suficiente para equipar frenos de disco, quizás en las demás motorizaciones es suficiente y correcta la frenada, pero en la más deportiva y potente algo más de eficacia no vendría mal. Al igual que la dirección que tiene un tacto demasiado blando en las versiones de acceso, pero se sitúa dentro de lo correcto.

El consumo medio en autovía del motor 1.2 de 86 CV se ha situado en los 6,5 l/100 km, en un recorrido de unos 20 km, de los demás apenas tenemos datos de consumo obtenido en la toma de contacto, porque el recorrido era bastante corto como para obtener algún valor fiable y representativo.

Valoración General

chevrolet_aveo

Cambio radical y mejora de calidad a precios competitivos, esto es lo que mejor resume la nueva generación del Chevrolet Aveo. Nos encontramos con un diseño más atractivo, con personalidad, mejora de los materiales interiores y con un equipamiento más completo y en sintonía con lo que equipan otros modelos y una gama de motores gasolina conocidos pero con pequeños cambios que desembocan en algunas mejoras de comportamiento y prestaciones, así como, consumos.

Incluir dos motores diesel ha sido todo un acierto y seguro que serán las que atraigan la mayor parte de las ventas, pero los motores gasolina para aquellas personas que hagan pocos kilómetros al año o que sus recorridos sean prácticamente urbanos, son una interesante alternativa.

aveo_4p

De los tres motores probados el 1.2 de 86 CV es el que más no ha gustado por su comportamiento y respuesta, además de por su precio puesto que parte de los 10.900 euros con un equipamiento que incluye aire acondicionado, radio CD-MP3, bluetooth y control de velocidad, entre otros elementos. Para los que busquen algo más deportivo el 1.6 de 115 CV es interesante y va asociado al nivel de acabado más completo (LTZ) por un precio de 12750 euros.

Por último el 1.4 de 100 CV sólo es recomendable si queremos un cambio automático, que destaca por contar con seis marchas (algo necesario puesto que la anterior transmisión era de 5) y por un funcionamiento correcto, donde se podría mejorar la suavidad.

En definitiva el Aveo sigue manteniendo unos precios muy contenidos pero ahora nos ofrece una imagen más vistosa, mejores acabados y más equipamiento, creando un coche muy interesante y poniendo en aprietos a los low-cost que ofrecen mucha menos calidad y equipamiento.

aveo

Fotos | Diego G. Moreira


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *