6 abril 2008 Eventos, Fórmula 1

Vodafone McLaren Mercedes MP4-23

El viernes se celebró en una conocida discoteca madrileña la presentación del Vodafone McLaren Mercedes MP4-23 por parte de Johnie Walker como patrocinador oficial del monoplaza y escudería que luchará este año por un mejor resultado que la pasada temporada de la mano de Lewis Hamilton y Heikki Kovalainen.

Allí nos reunieron en la zona VIP con un catering oriental -muy al estilo de la discoteca- mientras se hacía tiempo ante la llegada de un grande de la Fórmula 1, el verdadero Iceman. Hubo tiempo para admirar el coche, hacer fotos de los planos más cortos y no tan cortos, mientras se disfrutaba de una música de ambiente con una decoración de la alta competición, donde pudimos ver algún mono y casco de Pedro de la Rosa, neumático Bridgestone y el ya comentado monoplaza escoltado en todo momento por 4 bellas azafatas vestidas para la ocasión.

Y allí llegó, poco antes que el reloj marcara la medianoche, se bajó del coche, entró en la discoteca y poco más de 7 personas le seguían (5 de ellas de la organización) cuando mi dedo no paró de enfocar y disparar a cañón fijo cada uno de sus movimientos. Allí estaba Mika Häkkinen, un grande de la época de Michael Schumacher, campeón del mundo de la máxima competición automovilística a escasos 2 metros de mí. Era él, de carne y hueso y uno de los que más me habían hecho vibrar por aquellos años. Era todo un sueño hecho realidad.

Mika Hakkinen

Hubo unos minutos en los que la gente no sabía qué pasaba, no esperaban a nadie más ante mi admiración y sólo unos pocos (tampoco había más) nos pudimos poner frente a él para hacer fotos sin parar, con todos los planos posibles, mientras firmaba fotos, gorras, invitaciones y todo lo que llegaba hasta sus manos.

Después de un largo cuarto de hora, se subió al escenario presentado como “embajador mundial de la conducción segura”, entregó los premios Johnie Walker a 3 de los 10 equipos finalistas que pasarán un fin de semana VIP en el GP de España el último fin de semana de abril. Un mensaje se dejó claro: si bebes, no conduzcas porque el alcohol al volante es incompatible, y nadie mejor para decirlo que un profesional que nos dio lecciones en cada uno de los circuitos por los que pasaba.

Mika Hakkinen

Finalmente, le acompañamos de nuevo a la puerta de salida donde hubo tiempo para unas pocas fotografías (todos los que quisimos lo conseguimos) y de vuelta al hotel en un taxi. El evento había terminado, fue una hora escasa llena de emociones (personalmente hablando) que espero repetir con otro de los grandes, Michael Schumacher.

Personalmente he de decir que a la gente se le saca de Fernando Alonso y no saben nada, puesto que las miradas atónitas de qué está pasando a la llegada de Mika Hakkinen, todo un bicampeón mundial que tuvo el placer de compartir asiento en el mismo coche con el mítico Ayrton Senna, lo decían todo. La gente quería fiesta, no quería ídolos. Por supuesto, agradecer a Bloguzz esta invitación que me ha permitido tocar y admirar en primera persona a uno de los más grandes que hizo sombra al mismísimo Michael Schumacher. Mi ídolo sin duda; creo que se nota bastante.

Fotos | Javi Vicente


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *