9 septiembre 2009 Fórmula 1

Tires

El circuito italiano de Monza, es un verdadero desafío para los ingenieros de Bridgestone. Las características del trazado trasalpino hacen difícil la elección de los compuestos ya que existe un grado de desgaste elevado producido por las fuertes frenadas que se dan en el circuito.

Hirohide Hamashima, director de desarrollo de Bridgestone, explica los motivos de la elección de estos compuestos:

Monza es un circuito extremadamente difícil desde la perspectiva de los neumáticos. Por lo que al asfalto se refiere podríamos utilizar los neumáticos intermedios. Sin embargo por las altas velocidades, se genera mucho calor y por lo tanto se debería seleccionar el neumático blando. Y eso va combinado con la baja carga aerodinámica de los coches para intentar obtener un buen compromiso en cuando al nivel de adherencia.


Tan importante como la elección de los neumáticos, es la presión de inflado de estos, ya que una presión inadecuada puede afectar a la durabilidad de los compuestos:

Es muy importante en Monza que los equipos acaten las presiones mínimas en los neumáticos que recomendamos debido a la durabilidad, y en el caso de Monza la presión de los neumáticos es más alta. Obviamente la alta presión genera tracción en las curvas lentas, pero la seguridad está primera. Será labor de los ingenieros del equipo conseguir el mejor compromiso entre la aerodinámica y los reglajes de la suspensión.

Vía | The F1
Foto | Autosport
Más información | GP Italia


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *