25 mayo 2012 Crónicas, WRC

A pesar de que Sebastien Loeb se ha mantenido al frente terminado el TC-9 del largo día que ha transcurrido en el Rally de Acrópolis, la ventaja del francés aún no es determinante para anunciar un dominio claro de los Citroën. Pero además Loe tiene que luchar contra un coche que es algo indócil, de acuerdo a lo que el piloto ha comentado casi al final de cada tramo.

Comenzada la primera etapa del día, que se desarrollaba en medio de un bosque de pinos, Latvala se ha quedado con este primer tramo de manera marginal, solamente 0,4 segundos por delante del francés, mientras que Solberg y Hirvonen completaban las cuatro primeras posiciones. Solberg se quejaba de un extraño comportamiento del coche en las curvas a derecha.

Para el tramo cronometrado 3 una débil llovizna comenzaba a caer sobre la zona del recorrido y aunque el polvo en suspensión no sería problema esta vez como en la etapa anterior, sí ponía el camino un poco más difícil que de costumbre. Y nuevamente era Latvala el que ganaba el tramo de 23 kilómetros, a pesar de pasar alguno que otro susto con el camino resbaladizo. Loeb se quedaba solo a 0,1 segundos de Latvala, mientras que a su vez Solberg guardaba la misma distancia con Hirvonen, el tercero de la etapa.

La cuarta etapa se vió librada de la lluvia, por lo que las condiciones volvían a ser normales. Petter Solberg ha descollado, sacándole 9,7 segundos a Loeb y Hirvonen quien empató la etapa con su compañero. Latvala ha tenido que sufrir en una curva, cuando el Fiesta se fue ancho, cayendo a un desnivel con mucho barro, en donde el piloto dice haber perdido “de 5 a 10 segundos”. Esto le ha valido al finlandés perder el liderato de la general contra Loeb.

Mikko Hirvonen se ha quedado con la etapa 5 por sobre Loeb, aunque el francés pudo mantener la ventaja en la general. Latvala no pudo contra Solberg por la mínima diferencia de 0,1 segundos. Para la etapa siguiente, Loeb ganaba holgadamente el tramo contra un inspirado Thierry Neuville, quien se colocó a 3,4 segundos de Latvala, quien a su vez ha quedado a 4,4 segundos de Loeb. La ventaja del francés en la general ya llegaba a los 10 segundos, mientras Petter Solberg volaba espectacularmente sobre una piedra y rompía parte de la suspensión del coche.

Para la siguiente etapa, Latvala se imponía nuevamente sobre Loeb, aunque como en otras etapas, por la mínima diferencia; Loeb se quejaba del polvo en suspensión, aunque estaba conforme con el coche, al igual que Latvala quien podía recortar medio segundo en la general. Solberg, con el coche reparado, completaba el tercer sitio con Hirvonen pisándole los talones.

Para la etapa 8 era Solberg el que daba el batacazo y se imponía sobre Loeb, Latvala y Hirvonen. El francés trataba de regular la carrera, pero no estaba aún del todo tranquilo y ha terminado esta etapa a fondo, tratando de no perder diferencias con Latvala.

La última etapa del día iba se haría nuevamente por el tramo Thiva, uno de las primeras etapas de hoy; en la última etapa era en donde Latvala tenía que darlo todo si pretendía luchar el día de mañana en condiciones contra Loeb, por lo que el piloto de Ford se ha exigido al máximo para ganarla por 2,1 segundos sobre Petter Solberg quien a su vez dejaba atrás a Loeb. Hirvonen terminaba cuarto con una rueda desllantada, gentileza de uno de los bordes del camino que no alcanzó a ver a tiempo.

A pesar de algunos problemas en el sistema de cronometraje, solucionados al filo de la tarde, las posiciones finales nos mostraban las siguientes posiciones para el día de hoy:


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Rally de Acrópolis: Latvala reduce la distancia con Loeb 26 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *