3 agosto 2012 Crónicas, WRC

Aunque el Rally de Finlandia ya ha quedado a merced de Citroën, la competencia se ha convertido en un duelo personal entre Loeb y su compañero de equipo, Mikko Hirvonen. Al término del SS12 Loeb todavía lidera la competencia, aunque no de una manera tan holgada como en el día de ayer.

La diferencia entre ambos pilotos de la escudería gala se ha reducido. Loeb le lleva ahora 5 segundos de ventaja a Hirvonen, mientras que del tercer puesto hacia atrás una muchedumbre de Ford Fiesta solamente acompaña en el clasificador, siendo el mejor de ellos el de Latvala, aunque a 20 segundos de la delantera.

En cuarto lugar, Petter Solberg y una actuación hasta ahora mediocre para el segundo Ford, mientras que a 47 segundos de Loeb, Mads Østberg no puede hacer mucho por mantener contacto con los primeros lugares.

La ventaja que llevaba Loeb comenzó a verse reducida a partir del SS5, no habiendo casi cambios por el resto de las posiciones de cabeza. El francés intentó una recuperación dos etapas después para parar el avance de un inspirado Hirvonen, aunque su coche comenzó a ser afectado por un problema mecánico en el diferencial.

Al término de la siguiente etapa, la SS9, Hirvonen se acercaba más que nunca a Loeb en la suma de tiempos, quedando a 3,3 segundos de robarle al francés el primer lugar. La última etapa de Kileri mantuvo la ventaja para el francés; Hirvonen, que intenta ganar en su tierra, se ha encontrado con una dura resistencia de su compañero de equipo, pero no resigna sus esperanzas para mañana en que la competencia transcurrirá por otras seis etapas cronometradas.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *