20 octubre 2012 Crónicas, WRC

Sólo dos especiales separan a Mikko Hirvonen de alcanzar la gloria en Cerdeña. El piloto finlandés se ha convertido en el gran protagonista de la cita italiana, demostrando tener una gran templanza a la hora de afrontar los tramos y dedicándose durante la etapa de hoy a concluir sin apretar más de la cuenta el acelerador.

Con su más que presumible triunfo en Italia, Mikko conseguirá su primera victoria oficial con Citroën, sentenciando a su vez el subcampeonato del mundo en un año de en sueño para la marca francesa. Aunque para ello previamente tendrá que disputar las dos especiales de Gallura, programadas para la mañana del domingo.

Mientras tanto hemos podido disfrutar de una bonita batalla por la cuarta posición, protagonizada por Sébastien Ogier, Chris Atkinson y Mads Østberg. Los tres pilotos han tratado de dar el máximo en cada especial, aunque el noruego de Ford se ha mostrado superior a sus rivales, logrando encadenar cuatro de los seis scratch posibles.

A pesar de su gran ritmo, Østberg tendrá muy complicado recuperar alguna posición mas, por lo que las plazas de Evgeny Novikov y Ott Tänak no corren peligro alguno. El top diez de la prueba es completado por el otro Skoda de Andreas Mikkelsen, seguido por Martin Prokop, Petter Solberg y el joven Karl Kruuda a bordo de un Ford Fiesta S2000.

Vía | eWRC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *