27 marzo 2012 Normativa, WRC

Durante el primer día del Rallye de Portugal habrá tres etapas que se celebrarán sobre grava y que serán nocturnas. Y como en el Rallye de México ha habido algunas quejas de la tierra que quedaba en el aire luego del paso de los primeros competidores, que hacían prácticamente nula la visión de los que venían detrás, la organización ha ideado una fórmula que al parecer pondrá fin a las quejas.

Se trata de echar agua sobre el camino en dos de las tres etapas nocturnas del primer día de carrera para humedecer la grava. Una verdadera locura, toda vez que estos tramos se planificaron para que tanto pilotos como navegantes demostraran su habilidad a pesar de que no hay que dejar de reconocer que un tramo nocturno de este tipo entraña cierto peligro ¿pero qué etapa de un rallye (sea de día o de noche) no es peligrosa?

En suma, el polvo, la nieve y el agua son parte del juego. Además este movimiento de la organización complica la elección de neumáticos y la misma estrategia de los pilotos para decidir el lugar de salida luego de la etapa de clasificación.

A través de las carreras que hemos cubierto del WRC, me consta que los pilotos siempre se quejan de la tierra, de la nieve y del sol de frente. Solamente falta que los pilotos se quejen ahora de que la superficie estaba demasiado resbaladiza

Vía | Autosport Portugal


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *