31 mayo 2010 Fórmula 1, Pilotos

sebastian-vettel.jpg

Curiosa situación se está viviendo en estos momentos en el seno del equipo Red-Bull: mientras unos siguen pensando que la culpa del accidente en Turquía fue de Vettel, hay quienes piensan que Webber tiene que ser el principal culpable del roce (como lo ha pensado Helmut Marko, responsable deportivo de Red Bull), a pesar de que el australiano fue prácticamente una víctima. Ahora el principal trabajo de Christian Horner es mantener la paz entre los dos pilotos en una situación tal, que no haya animosidad entre ellos a futuro pero no la tiene fácil.

Según el mismo Horner, uno de los dos pilotos no asistió a la consabida reunión que iban a sostener después de la carrera para aclarar las cosas y para distender tensiones. En Red-Bull quieren mantener la situación dominada antes del GP de Canadá, aunque dudo mucho que la carrera canadiense nos vaya a mostrar a un equipo calmado y seguro de sí mismo, como era la norma hasta Turquía.

Los que aprovecharán todo esto al máximo serán Hamilton y Button, esperanzados de que una división dentro de Red-Bull debilite la fuerza de los pilotos energéticos. Claro que no todo será tan evidente. En Canadá seguramente vamos a ver a Webber y a Vettel en donde siempre los hemos visto desde que comenzó la temporada: en la cima o cerca de ella. Lo cierto es que la procesión seguramente irá por dentro y que los puntos perdidos en Turquía serán una pesada carga que tendrán que superar si quieren llegar a algo a final del año.

Vía | TheF1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *