14 junio 2011 Fórmula 1, Normativa

El comité técnico de FIA ha decidido en Canadá, aunque de manera informal, prohibir la aplicación del escape soplado, cuando no se aceleran los motores, a partir del GP de Inglaterra, lo cual emparejaría un poco las cosas.

Sin embargo, el primer afectado ha sido el que más ventaja tenía, ya que Red-Bull ha anunciado que se apresta a defender su posición en contra de la nueva reglamentación en la reunión de equipos que se estará celebrando el próximo jueves de esta semana.

Según lo que ha dicho Christian Horner, Red-Bull prepara su defensa en base a una clarificación más profunda que la FIA debe hacer para que todos los equipos interpreten la nueva regla de la misma manera.

Básicamente, el razonamiento del comité técnico de la FIA hace uso de la regla que dice que ningún piloto puede hacer nada sobre la aerodinámica del coche, para establecer que los gases soplados por el motor aún cuando no se esté acelerando, sean prohibidos a partir de Silverstone.

Según las interpretaciones de los equipos que ya están preparando nuevos diseños en sus coches, Silverstone sería una parteaguas para una segunda parte del campeonato, supuestamente con los coches más igualados, sobre todo en clasificación. Para el 2012, la FIA ha decidido cortar de raíz y prohibir cualquier implementación del escape soplado.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *