29 junio 2011 Escuderías, Fórmula 1

Con el dominio que tiene Red-Bull sobre el resto, es lógico que sería un gran error en cambiar de proveedor de motores para próximas temporadas. El equipo energético está a punto de firmar un nuevo acuerdo para recibir motores de Renault. Y aunque el acuerdo ya era inminente, se ha retrasado un poco por el tema de los próximos motores V6.

El próximo contrato sería firmado por anticipado, ya que entraría en vigor a partir del año 2013. De momento, Renault puede venderle motores a Red-Bull solamente hasta diciembre del 2012.

El tema del cambio a motores V6, le ha puesto una pausa a todos los preparativos que se hacían para la extensión del contrato. Comprensiblemente, Red-Bull ha querido ahora obtener mayor información de Renault en cuanto a su capacidad para producir los próximos nuevos motores, algo que creo yo se cae de maduro, dada la experiencia anterior del fabricante con motores turbo.

La otra opción, mucho menos probable, era que Red-Bull construyera sus propios motores, con la ayuda de la compaía austríaca AVL. Sin embargo, Mateschitz ha dicho que dicha posibilidad era un último recurso, en caso de que Red-Bull se quedara sin proveedor de plantas motrices.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 junio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *