9 septiembre 2012 Crónicas

Por la puerta grande, así ha sido el regreso de Robert Kubica a la competición. El polaco nos ha mostrado una pequeña dosis de su talento y después de un año de inactividad obligada, ha vuelto a sentir el sabor de la victoria, consiguiendo el triunfo en el Rally Ronde Gomitolo di Lana a bordo de un Subaru Impreza WRC S12B.

Con los comandos del vehículo situado a la izquierda y una venda en su brazo derecho, Kubica ha demostrado que no necesita nada más para ser competitivo. Desde el primer instante, el dorsal número 3 de su vehículo se ha situado en lo alto de la clasificación, posición que no ha abandonado en ningún momento de la prueba.

El ex-piloto de la Fórmula 1, conseguía el scratch en las cuatro pasadas de las que se componía este pequeño rallye, el cual le ha servido para evaluar su nivel tras el grave accidente sufrido en 2011. A la vista de los resultados -ha aventajado en casi un minuto al segundo clasificado- Robert ha ganado confianza de cara a sus próximos proyectos en los rallyes.

Ahora, el objetivo de Kubica pasa por adaptarse al Peugeot 207 S2000 del equipo Automeca antes de disputar el Rally San Martino di Castrozza, perteneciente al nacional italiano. A su vez, esa cita le servirá para ganar experiencia a bordo del vehículo francés, con el objetivo de inscribirse en la lista de participantes del Rally de San Remo, que sin duda marcará su nivel a escala internacional.

Vía | ItaliaRacing


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Nuevo palo para Robert Kubica en el Rally San Martino di Castrozza 15 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *