4 enero 2012 Fórmula 1, Historia, Pilotos

Creo que no hay duda de que Gilles Villeneuve es otro de los grandes pilotos que merecen integrar el Salón de la Fama que semana a semana tenemos aqui en Recta de Meta. Tal vez sus logros en la pista sean más conocidos por las nuevas generaciones, entre las que ha nacido una especie de culto por este piloto canadiense que terminó su carrera en un desgraciado día en la pista de Zolder.

Como la mayoría de los pilotos, Gilles se inició en las categorías menores de su natal Canadá iniciándose en la Fórmula Ford en donde obtuvo varios triunfos con un coche notablemente inferior, lo que sus limitados medios le permitían en ese entonces. El paso obligado de la época para un piloto canadiense era competir en la Fórmula Atlantic canadiense y norteamericana en donde tuvo una trayectoria respetable de cuatro años continuos de obtener el título y de ganar carreras.

Sus hazañas en Norteamérica pronto le valieron cierta atención de parte de la Fórmula 1 y de parte de James Hunt, piloto de McLaren que había sido su compañero en Fórmula Atlantic. Su debut se produjo en 1977 en Silverstone a los mandos de un tercer coche que McLaren había despachado al circuito. El resultado final de su primera carrera fue un discreto puesto 11, a dos vueltas del ganador, pero Gilles ya había llamado la atención a más de uno en aquella sesión de pre-clasificación que tuvieron que hacer los pilotos novatos. Villeneuve no comenzaba del todo mal su carrera en Fórmula 1, pero McLaren decidió prescindir de sus servicios, algo de lo que se arrepienten al día de hoy.

Parecía que Villeneuve se quedaba sin coche y sin posibilidades de correr en Fórmula 1 en ese año. Pero Walter Wolf, el patrón del ya extinto equipo sudaficano Wolf, lo recomendó en Ferrari. Hacia el final de 1977 ya se integraba al equipo italiano después de una famosa cita con Enzo Ferrari, quien vió en él cualidades similares al famoso Tazio Nuvolari, el piloto italiano que tantos años atrás había brillado en la Fórmula 1. De esta manera, Don Enzo le dió su oportunidad en Ferrari a este joven canadiense.

Villeneuve comenzaría oficialmente su trayectoria en Fórmula 1 en el gran premio de casa, en Canadá, en donde tuvo que abandonar por una salida de pista. En Japón, protagonizó uno de esos accidentes que podían deberse a su sed de triunfo y de adelantar a la mayor cantidad de rivales posibles, a cualquier costo; en momento en que trataba de adelantar a Ronnie Peterson, ambos coches contactaron. Villeneuve y su Ferrari llevaron la peor parte, cayendo el coche en una zona con espectadores, en donde murieron un espectador y un oficial de pista.

Para la próxima temporada Villeneuve ya estaba suficientemente afirmado en Ferrari como para dar esperanzas a los tifossi. Sin embargo, la primera parte del año no logró brillar y parte de la prensa ya pedía que Ferrari lo sacara del equipo. Las salidas de pista y los choques eran moneda corriente en el canadiense, aunque esto no ocurría por falta de pericia, sino por su poco respeto al peligro, al jugársela el todo por el todo en cada maniobra. El año termina con su primer triunfo en Fórmula 1 en Canadá y un tercer puesto en Austria, como mejores resultados.

En 1979 las cosas mejoraron. Villeneuve ganó tres carreras y sumó puntos en casi todas, terminando segundo en el campeonato del mundo. En ese año, durante el Gran Premio de Francia, protagonizó un duelo espectacular con Rene Arnoux, las tres últimas vueltas finales de la carrera, en donde ambos pilotos se tocaron entre sí e incluso Villeneuve tuvo que bajarse de la pista varias veces. Este espectacular duelo es el más recordado en la historia de la Fórmula 1.

1980 y 1981 no fueron años especialmente brillantes para Ferrari. 1980 fue uno de los peores años de la escudería y eso se transmitió a los resultados que lograron tanto Villeneuve como su compañero Jody Scheckter. Logró terminar el año en doceavo puesto en el mundial de pilotos, esperando que la era turbo calara de una vez por todas en el equipo italiano. En 1981 logró ganar un par de carreras: en Mónaco y España, siendo recordado el final de la carrera española, como uno de los más apretados de la Fórmula 1, al terminar los cinco primeros en poco más de un segundo. El Ferrari de 1981 era un coche terriblemente malo como el del año anterior y muchos no se explican cómo logró ganar Villeneuve ese par de carreras.

El año siguiente comenzó mal para Villeneuve. Ferrari todavía seguía con un coche inferior que obligó al candiense a retirarse en las dos primeras carreras. Su rivalidad con Didier Pironi, su compañero de equipo, en el Gran Premio de San Marino, se vió exacerbada por una “mala interpretación” del piloto francés de ciertas órdenes de equipo que se habían dado para la carrera. Para la carrera siguiente, en Zolder, Villeneuve no estaba dispuesto a ceder un solo centímetro más ni con Pironi, ni con el mundial de pilotos.

Durante la primera sesión de clasificación, el canadiense estaba colocado en el séptimo puesto de los tiempos de la sesión. Algunos dicen que Villeneuve quería sacar un mejor tiempo en la vuelta de regreso a los pits, con los neumáticos ya muy desgastados. A 225 km/h se encontró con el coche de Jochen Mass quien circulaba a marcha lenta. Una desgraciada desinteligencia entre ambos pilotos sobre la elección del lugar por donde debería pasar Villeneuve provocó que el Ferrari 126C2 se cataputara por encima del coche de Mass, que voló por los aires, desintegrándose, y expulsando al piloto fuera del coche. Villeneuve cayó a unos 50 metros del choque muriendo clínicamente en el acto. Algunos han llegado a decir que Villeneuve se había quitado los cinturones de seguridad.

La historia nos dice que Gilles Villeneuve ganó solamente 6 de las 67 carreras en las que participó, sin ganar un solo campeonato del mundo. Sin embargo, tenemos que ir más allá de los números y decir que el canadiense fue, con toda justicia, uno de los pilotos más grandes de la Fórmula 1.

http://www.youtube.com/watch?v=kl2tIFxSEGA

Vía | Wikipedia, One18 Racing, FIA Grand Prix Racing


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 enero 2012
  2. Jacques Villeneuve piloteará el Ferrari de su padre en el 30° aniversario de su muerte 9 abril 2012
  3. Gilles Villeneuve: 30 años de su muerte 8 mayo 2012
  4. Jacques Villeneuve regresará a la actividad en los V8 Supercars australianos 17 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *