24 enero 2012 Fórmula 1, Pilotos, Vídeos

Mikka Hakkinen ha quedado en el recuerdo de años recientes, por ser uno de los pocos que le ha dado guerra a Michael Schumacher, cuando el alemán comenzaba a despuntar el vicio de lo que era ganar campeonatos del mundo año tras año, o aquel piloto que literalmente volvió de la muerte luego de un terrible accidente en Australia, en 1995. También es el mismo que protagonizó uno de los más espectaculares adelantamientos de la historia de la Fórmula 1 o aquel que lloró como un niño en Monza, en 1999. Todo ello, se conjuga en un piloto que no era espectacular, pero era pensante y efectivo cuando tenía un buen coche a su disposición.

Como casi todos los que comienzan en esta actividad, Hakkinen comenzó su carrera deportiva en karting a la edad de cinco años, ganando ocho torneos regionales de karting de su natal Finlandia, para pasar a las categorías menores de monoplazas como la Fórmula Ford, en donde obtuvo cinco campeonatos suecos y finlandeses. Con este palmares, definitivamente había algo diferente en este joven piloto nórdico, que sería observado muy de cerca por el equipo Lotus.

En 1991 y 1992, sus dos primeros años en Lotus, Hakkinen se dedicó a aprender lo más posible de la Fórmula 1 y, de paso, cosechó algunos puntos en algunas carreras, siendo el cuarto puesto su mejor ubicación en los grandes premios de Francia y Hungría en 1992.

Para 1993 ya había logrado convencer a Ron Dennis de que podía ser el perfecto compañero de equipo de Ayrton Senna. Para sorpresa de muchos, en su primer carrera en McLaren logró clasificar mejor que Senna, aunque durante la carrera abandonaría por un golpe contra el muro. La última carrera de ese año lo tuvo ya en el segundo escalón del podio, junto a Senna.

Para la temporada del 94, el finlandés ya era piloto titular de McLaren, luego de la salida de Senna del equipo. Si bien los resultados fueron buenos (quedó cuarto en el campeonato de 1994), todavía no llegaba a ganar. Un fuerte accidente en Australia de 1995 lo colocó al borde de la muerte cuando los médicos tuvieron que hacerle una traqueotomía en el borde mismo de la pista, lo cual le salvó la vida.

Irónicamente su primer triunfo llegó en la misma Australia, aunque en 1997, con aquellos bonitos McLaren de West. Para el año siguiente, tuvo que lidiar con la ascendente estrella de Michael Schumacher, llegando empatados en puntos dos carreras antes del final de campeonato en Suzuka y ganando finalmente ambas carreras, proclamándose campeón.

Para 1999, las cosas no fueron tan fáciles como el año anterior. Schumacher se afianzaba cada vez más en Ferrari y el McLaren no era tan confiable como antes. Algunos errores de pilotaje minaron el ánimo del, hasta ahora, frío finlandés, como aquel episodio en Monza en donde queda fuera de carrera y rompe a llorar, mientras las cámaras de la televisión italiana trataban de no perder detalle de tan singular episodio. Finalmente, la decisión ha llegado en Suzuka, en donde ha dejado atrás fácilmente al brabucón Eddie Irvine (quien había reemplazado a Schumacher, con una pierna rota en Silverstone, en el afán de Ferrari de al menos ser campeón de constructores).

Para la temporada 2000 los Ferrari ya eran los mejores monoplazas de la parrilla, ante lo cual poco pudo hacer el flamante doble campeón. Lo más recordado fue la maniobra de sobrepaso en Spa, mientras Hakkinen superaba al mismo tiempo a Shcumacher y al rezagado Ricardo Zonta, en venganza de que un par de vueltas antes Schumacher ejecutara una de sus no muy queridas maniobras para cubrir su posición y en donde casi ambos monoplazas se tocan a 320 km/h.

Su retiro de la Fórmula 1 llegó en el 2001, con dos carreras ganadas y algunas dudas generadas por la poca competitividad del McLaren, junto al afianzamiento en el equipo de su compañero, David Coulthard. Al final de temporada anuncia su retiro, momentáneo primero, pero más tarde anunciado como definitivo.

Sus años finales en competencias han transcurrido en el DTM alemán, del que ya ha dejado la actividad, junto con alguna aparición aislada en carreras de resistencia.

Vía | Web oficial de Mikka Hakkinen, Wikipedia


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *