17 febrero 2012 Escuderías, Fórmula 1

Parece que las críticas de Peter Sauber sobre el nuevo monoplaza de su equipo han expoliado a los suyos con sus hirientes, el dueño de la escudería Sauber, reconoció que el nuevo C31 apenas tenía piezas innovadoras y que seguramente le costaría llegar a los puntos esta temporada.

A falta de piezas innovadoras, sólo queda trabajar y muy duro, por ello, el equipo se ha desplazado hasta el circuito de Vairano, en donde terminarán de afinar todo el aspecto aerodinámico del monoplaza y además comprobaran la eficacia de sus escapes, exprimiendo al C31 en la recta del circuito italiano.

Para realizar estas pruebas, el equipo Sauber ha llamado a su tercer piloto, Esteban Gutiérrez, el objetivo del equipo es probar la eficacia de una de las pocas piezas innovadoras que monta el monoplaza, los escapes traseros.

No sé si las declaraciones de Sauber son una rabieta de amargura por ver que las cosas no le salen como quiere, o simplemente un táctica para motivar a sus ingenieros y que se dejen la piel intentando llevar la contraria a su jefe, pero particularmente, no espero demasiado del este equipo en 2012, creo que este año perderá la batalla con Toro Rosso y veremos si Williams está a la altura y pone a Sauber en aprietos.

Vía | Revista Scratch


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *