27 agosto 2007 Otras Competiciones

SeatLeonTDIWTCC

Hace una carrera, en Andestorp (Suecia), Seat hacía historia siendo el primer constructor que participaba en un mundial organizado por la FIA con un coche diésel, más concretamente dos Seat León con motor TDI de 280 CV derivado del 2.0 de 170 CV que lleva el León FR, uno en manos del español Jordi Gené y otro en manos del francés Yvan Muller.

Una carrera después, en Oschersleben (Alemania), Seat ha escrito su nombre con grandes letras en la historia del automovilismo al firmar la primera victoria en una prueba del WTCC con un motor diésel. Yvan Muller ha sido el que ha conducido el León TDI hasta la meta en primera posición, justo por delante de su compañero de equipo Tarquini que llevaba un León a gasolina.

Aunque el protagonismo y la importancia del diésel en la competición estén mejor representado en el caso de las 24 horas de Le Mans, no hay que olvidar que este record ha sido conseguido por una marca española y en un tiempo record dada la juventud de este coche en el campeonato. También se pone de manifiesto que de esta manera Seat se ahorra unos durillos al llenar el depósito si se cuenta con una buena tecnología en motores diésel compensa sacrificar algo de rendimiento para ganarlo en la estrategia, dado el bajo consumo de los motores diésel con respecto a los de gasolina.

En todo caso, ¡Enhorabuena a Seat!.

Más información | FIA WTCC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *