5 junio 2012 Pilotos, WRC

No sé si Sebastien Loeb sepa lo que es la hiperactividad, pero el piloto francés no para y ejecuta a la perfección su doble papel de piloto y de jefe de equipo. Entre el viernes y sábado ha estado en el Rallye du Chablais, una fecha más del campeonato suizo de rally, para después salir volando (literalmente) a Le Mans y asistir a las pruebas de su equipo de LMP2 en el legendario trazado francés.

Luego de que ha destruído a la oposición que se le ha presentado en el rally suizo, ganando por más de cinco minutos de ventaja, Loeb ha tomado un avión a Le Mans y se ha unido a sus compatriotas Nicolas Marroc y Jean-Karl Vernay para probar el Nissan de LMP2 de su propia escudería y con el cual el equipo liderado por Loeb piensa competir el próximo año en La Sarthé.

Las pruebas de su prototipo en Le Mans ha sido una experiencia completamente diferente a liderar y ganar un rally local en Suiza, por lo que es meritorio que Loeb haya marcado el quinto mejor tiempo del día, en las mismas pruebas en las que ha estado también Lucas Ordoñez. Vale recordar que Loeb no conducía en Le Mans desde el año 2006.

A pesar de que el francés ha reconocido que algunas curvas de Le Mans lo han tomado por sorpresa (“veía el apex de la curva cuando ya había pasado”), para un piloto de esta talla cambiar de coche por uno radicalmente distinto no debería ofrecer mayores problemas que unos minutos de concentración y atención a los comentarios con los miembros de su equipo.

No lo veremos este año montado en un LMP2, ni dirigiendo a su propio equipo, pero tal vez nos de una sorpresa en 2013… además de participar, claro.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 junio 2012
  2. Ogier se vuelve a picar con Loeb 12 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *