2 octubre 2012 Pilotos, WRC

Su objetivo al marchase de Citroën era poder vencer a Sébastien Loeb, algo que parecía casi imposible dentro del seno del equipo francés. Para ello, Ogier lleva trabajando de lo lindo durante un año, preparándose mentalmente y fisicamente para un reto que hasta ahora nadie ha podido completar.

Sin embargo, de pronto todo su sueño de convertirse en campeón del mundo con el mejor piloto de la historia en pista se ha desmoronado. Loeb ha decidido poner restricciones a su futuro en los rallyes, anunciando una agenda de pruebas a su gusto y bajando, aún no sabemos hasta que punto, el nivel de calidad del mundial de rallyes.

Así lo ha hecho saber el piloto de Volkswagen en unas declaraciones recientes, en las que mostraba su enfado por la retirada de Sébastien, al que considera un piloto fantástico, que obligaba a todos a sacar el mejor partido de si mismo y al que soñaba poder retar durante 2013.

Sébastien Ogier: Todo el mundo quiere que continúe, porque hace el campeonato mucho más interesante y hace dar lo mejor de nosotros. Es un piloto fantástico, y realmente quería el reto.

Lo más lógico es que ahora el próximo campeón del mundo sea recordado como el primer piloto “pos-Loeb” en conseguir el título. Un título que todos han intentado dar caza con el francés en competición y que no han tenido la menor oportunidad de conseguir.

Vía | Latulasport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *