4 marzo 2013 Escuderías, Pilotos, WRC

ogier

El Rally de México será digno de ver, no solo porque será una competencia más del WRC, sino porque los papeles se han invertido. Ahora es Citroën quien tiene encima la presión de ganar, o al menos de obtener un buen resultado, mientras que Volkswagen no lo ha hecho nada mal para ser la temporada del debut.

Todos los ojos y todas las cámaras estarán puestas en el Polo que Sébastien Ogier llevará a los caminos mexicano, esperando continuar con la racha de buenos resultados. Volkswagen ha estado en segundo y en primer lugar en Montecarlo y en Suecia, una senda que el francés espera seguir también en territorio americano.

Tendremos que esperar y ver como nos va en los tramos de tierra, que es la superficie sobre la cual se celebrarán casi todas las competencias del WRC. Todavía tenemos que seguir un largo camino, pero no podemos relajarnos ni un segundo. Tenemos puntos para el campeonato muy valiosos y los demás están más presionados que nosotros.

La escuadra francesa de Citroën no le pondrá las cosas tan fáciles a los alemanes para la cita en México, con sus largas etapas, la más larga de ellas de 55 kilómetros. Y aunque esto recién comienza y todavía quedan por delante 11 competencias que pueden deparar sorpresas. Ogier no está aún del todo convencido de que el Polo sea el coche indicado para obtener el campeonato, pero está claro que a Citroën le ha salido una piedra dentro del zapato.

Todavía no sabemos cuán buenos somos o si el Polo es realmente competitivo y hasta qué nivel, en tierra. Puede que nos replanteemos nuestros objetivos después de Portugal o Argentina. Una cosa es segura: si aún estamos en la lucha hacia el final de temporada, lucharemos hasta la última competencia.

Vía | Word Rally Blog


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *