21 febrero 2011 Fórmula 1

Se fue deshojando la margarita, nadie quería posicionarse en la parte más lógica, no celebrar la carrera, parecía que los intereses económicos primaban, pero al final, la cordura triunfó y los organizadores del Gran Premio de Bahréin han decidido suspender la carrera.

La situación en Bahérin es crítica, las protestas y manifestaciones en contra del régimen, hacen imposible que las fuerzas de seguridad aseguren el bienestar de los equipos y aficionados de la Fórmula 1 en la isla, por lo que el príncipe Salman bin Hamad Al-Khalifa, se ha visto obligado a comunicar oficialmente que renuncian a albergar el Gran Premio.

El comunicado es claro, el país no es capaz de garantizar la seguridad de los que viajen a Bahréin, por lo que se ha decido centrar todos los esfuerzos en intentar salir de la grave situación que se está dando en el país:

En este momento, toda la atención del país está focalizada en construir un nuevo escenario para Bahréin. Hemos creído conveniente para el país centrarnos en los problemas más inmediatos y los intereses nacionales y dejar de albergar el GP de Bahréin para una fecha posterior.

En el mismo comunicado, Salman bin Hamad Al-Khalifa agradece el apoyo dado por Bernie Ecclestone, y también espera volver pronto a la normalidad:

Quisiera agradecer personalmente a Berni Ecclestone su apoyo y comprensión. Tras los sucesos acontecidos la semana pasada, nuestra nación debe superar la tragedia, acercar diferencias y redescubrir aquello que nos mantiene unidos como país; debemos recordar al mundo de lo que Bahréin es capaz como país sin fisuras.

Vía | Recta de Meta


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *