13 septiembre 2012 Escuderías, Fórmula 1

El equipo de Faenza ha confirmado que la falla en el Toro Rosso de Jean-Eric Vergne, que ha provocado una aparatosa salida de pista del francés en Monza, se ha debido a una falla en la suspensión trasera.

Como recordaréis el coche de Vergne literalmente ha levantado vuelo, para luego culminar su descontrolada carrera en el exterior de la primera chicana de Monza. Seguramente será de agradecer el hecho de que el monoplaza no haya volcado con el cockpit hacia abajo.

El piloto francés no salió indemne de este incidente, ya que ha reportado dolores en la espalda y el cuello, seguramente producto del violento “aterrizaje”.

Todavía me siento dolorido en espalda y cuello, pero creo que en poco tiempo se pasará. Tengo que dedicarme de lleno a lo que será una semana muy ocupada en Singapur. Igualmente es una pena lo que ha pasado, sé que ahora es fácil decirlo, pero podríamos haber hecho una carrera interesante en Monza

.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *