17 septiembre 2011 Escuderías, Pilotos, WRC

La deserción del equipo Citroën en la carrera de Australia y el triunfo sin oposición de Ford, ha dado al equipo la fuerza y la motivación que necesitaba, además de unir más al equipo del óvalo de cara a las próximas competencias del mundial.

Malcolm Wilson, jefe del equipo Ford del WRC, ha declarado que era realmente desconcertante trabajar al máximo para poner a punto los coches y preparar las carreras, para después perder por pocas décimas de segundo contra los Citroën en algunas, y no tener ni siquiera la más mínima oportunidad en otras. Fueron meses de muchas dudas y de no pocos interrogantes.

Ahora gracias al triunfo de Mikko Hirvonen, un regalo de Latvala que tuvo que dejar paso a su com0pañero en los tramos finales en Australia, el piloto finlandés se coloca 15 puntos detrás de Sebastien Loeb y 14 puntos adelante de Sebastien Ogier.

Claro que no todo está perdido para Loeb y compañía, ya que la próxima carrera será en casa, tanto para Loeb (en su pueblo natal), como para Citroën. Ford deberá demostrar si la inyección de moral recibida en Australia, puede inclinar nuevamente la balanza de su lado, en la casa de sus rivales.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ford vestirá su Fiesta WRC de negro en el Rally de Francia 27 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *