11 febrero 2010 Fórmula 1, Tecnología

CFD

La escudería debutante Virgin Racing marcará este año un hito en el Mundial de F1 al competir con su VR-01, el primer coche de la era moderna de la competición diseñado sin hacer uso del famoso y caro túnel del viento. El lugar de ello, el equipo de trabajo de Nick Wirth ha usado una moderna técnica de simulación por ordenador a la que se ha denominado Computational Fluid Dynamics (CFD).

El rendimiento real del monoplaza de Virgin habrá que verlo sobre la pista, pero algunos ya dudan de que esta técnica de diseño pueda ser satisfactoria. Concretamente, el jefe de diseño de Red Bull, Adrian Newey, ha hecho declaraciones en este sentido.

El CFD es una herramienta muy potente, sin duda, pero un túnel de viento es una simulación del mundo real. Un túnel de viento es una simulación del mundo real. El CFD es una simulación electrónica de un entorno real, pero tiene limitaciones: todas las pruebas en el CFD son discretas, mientras que en el túnel del viento una prueba normal dará veinte o más puntos de datos. En otras palabras: equivale a veinte pruebas en el CFD.

Lo cierto es que el CFD puede ser una buena técnica para reducir gastos, aunque también es cierto que, como toda técnica novedosa, pueda tener sus carencia que se irán puliendo con el tiempo. Nick Wirth tiene fe en su creación y Newey lo ve como un camino alternativo. Quizás en el futuro la combinación de ambas técnicas sea la que más beneficios ofrezca en cuanto a coste y efectividad.

En cualquier caso, la pista será la que dicte sentencia aunque quizás Virgin, por su condición de novato, luchará en desventaja con las grandes escuderías del Mundial y la comparativa entre rendimientos no sea muy fiable.

Vía | The F1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 febrero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *