18 marzo 2012 Crónicas

Los V8 Supercars dejaron atrás la primera carrera del año, con la Clipsal 500, y llega a Melbourne como una de las carreras de apoyo a la Fórmula 1, un evento que no contará para el torneo de V8. Lo que se ha dado en llamar Melbourne Grand Prix, se celebra una vez al año, coincidiendo con la Fórmula 1.

El espectáculo no dejó indiferentes a los espectadores que bordearon el bonito circuito de Albert Park. Los V8 iban a dar cátedra de pilotaje atrevido y unos cuantos accidentes, uno de ellos bastante curioso.

Mark Winterbottom se hacía con el récord de las cinco sesiones disputadas entre el jueves y el día de hoy: una pequeña carrera clasificatoria el jueves y las dos tandas del día viernes, poniendo en lo alto al equipo oficial Ford Performance Racing. La quinta serie se disputaba hoy.

Esta vez, Garth Tander y su Holden era el único que se encontraba en condiciones de enfrentar a un inspirado Winterbottom, aunque finalmente el hombre de Ford se impuso en una carrera muy animada por los oficiales, mientras Tander quedaba en medio de los dos Ford oficiales, ya que Will Davison se hacía con el tercer sitio.

El hecho insólito se ha producido en la primera vuelta, cuando el Commodore de Taz Douglas quedó suspendido en el aire y montado sobre los coches de Karl Reindler y Russell Ingall; tres coches hechos uno y duro trabajo para los oficiales que acortaron la carrera a un sprint de siete vueltas.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 marzo 2012
  2. Domingo de Motor: Button, Keselowski, Pascarella, Toni Bou… 19 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *