15 septiembre 2012 Pilotos

El piloto italiano de motociclismo quiere quemar todos los cartuchos posibles antes de abandonar Ducati a final de temporada, rumbo a Yamaha. Aprovechando la buena relación de la marca con Ferrari y su propia nacionalidad, Rossi volverá a subirse a un 459 Italia del equipo Kessel para disputar una ronda de la Blancpain GT, en concreto el Gran Premio de Nürburgring.

Esta será la segunda ocasión en la que Valentino competirá en la popular prueba de GT’s. En el pasado mes de abril, el de Tavullia ya participó en la carrera de Monza, junto a su inseparable amigo Alessio Salucci. Además, para la cita alemana la Blancpain GT compartirá cartel con el campeonato del mundo de GT1, un mundial en horas bajas que podría aprovecharse del tirón del astro italiano para llenar el circuito.

Su anterior resultado en Italia no es nada malo. Después de clasificar en el décimo lugar, Rossi conseguía finalizar la prueba en decimoctava plaza, merced de un incidente en pista, que le hacía perder varias plazas. Ahora, con mucha más experiencia, The Doctor espera mejorar la posición lograda en Monza y al menos conseguir la victoria dentro de su categoría, a la vez que ha manifestado sus intenciones de competir sobre estos vehículos en un futuro.

Valentino Rossi: En el futuro, si quiero competir será mucho mejor para mi hacerlo sobre un vehículo que en lugar de una moto.

Yo he competido en rallyes y la conducción sobre tierra es más complicada, controlando siempre el derrape. En cambio, en las carreras de GT hay que buscar siempre la misma trazada y conducir con constancia a lo largo de la misma. Realmente me lo paso muy bien.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *