9 noviembre 2010 Curiosidades, Otras Competiciones, Superdeportivos

sbarro_GT1_1
Para que un determinado modelo de vehículo sea aceptado en el Campeonato Mundial de GT1, la FIA exige que exista una versión de ese mismo modelo homologable para poder circular por las calles. De esa norma han surgido vehículos como el Porsche 911 GT1 “Strassenversion”, Toyota GT-One y Nissan R390.

Estos modelos siempre se producen en cantidades muy limitadas, como es el caso del protagonista de este artículo, el Sbarro GT1.

Con motivo de la victoria de Mercedes en Le Mans 1999, se contruyó una única unidad del Sbarro GT1 en la que se utilizaron multitud de componentes de la propia Mercedes. El más importante de todos es el motor, un enorme V8 de 7,4 litros y 600 caballos firmado por AMG. Con un peso de 1.350 Kg el GT1 es capaz de alcanzar 325 Km/h de velocidad máxima.

sbarro_gt1_2
Otros detalles interesantes son unos asientos esculpidos directamente en el esqueleto del vehículo – y que por tanto no pueden moverse, aunque sí lo hacen los pedales – y unas puertas con apertura de tipo ala de gaviota. El diseño es muy suave y aerodinámico en la parte frontal, siendo más rectilíneo y seco en la trasera.

Lo mejor de todo es que esta unidad funciona y se puede comprar. Lo peor de todo es que su precio en un tanto elevado, 1.000.000 de euros. Si sigues interesado puedes echar un vistazo a este enlace.

sbarro_gt1_3
Vía | Autoblog


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *